jueves, 28 de junio de 2018

Sobre el referendo de IU Asturias en torno a su política de alianzas: Causas comunes sí, casa común NO

No tenía pensado comentar nada en redes sociales o públicamente en torno al referendo que hoy se produce en el marco interno de Izquierda Unida de Asturias sobre su política de alianzas, pues ya lo había hecho en el ámbito correspondiente de debate con el conjunto de la militancia de Izquierda Unida de Gijón. Pero parece que algunos no entienden lo que es un proceso de debate colectivo han aparecido hoy con amenazas, insultos y difamaciones varias.
La versión resumida y sin spoilers:  voy a votar un NO como tan grande como la estatua de la Madre Patria.
El NO de mi voto a articular una alianza con Podemos Asturias tiene que ver con su rumbo errático en lo programático y en su política "tarumba" de alianzas estratégicas para Asturias.


NO coincido con Podemos Asturias en sus enredos con Foro y Ciudadanos, dos de los partidos que han sostenido la agenda presupuestaria neoliberal de Mariano Rajoy y del PP, el partido más corrupto de Europa. Foro y Ciudadanos no son espacios políticos con los que articular una agenda política de la izquierda transformadora para la mayoría social y vida de la clase trabajadora.
Eso no quiere decir que el PSOE sea un socio estratégico, y muchos menos, tras decir que Cs y Foro son parte de la "agenda del cambio" me puedo quedar tan tranquilo afirmando que PSOE y Podemos suman 23 diputados para el cambio. Es una política errática en lo estratégico, falaz en lo político, y absurda en lo comunicativo. Un claro ejemplo de estas extrañas alianzas es el acuerdo de Podemos con las derechas autonómicas en la la política de rebajas fiscales del impuesto de sucesiones, que supone la tasa impositiva a la acumulación y circulación del capital y la propiedad privada. Otro, la ciudad de Gijón. Espero cuál será la enésima excusa para que Foro siga gobernando la ciudad de Gijón. Algún día sabremos el por qué.
Pero si esto no es terrible de por sí, a la vez que se llama a la derecha autonómica a formar un gobierno del cambio y regeneracionista, se excluye a los sindicatos de clase de la agenda de concertación y movilización. Con la supresión del Consejo Económico y Social se nos priva de un instrumento fundamental de participación en el ámbito de la elaboración de las leyes.
Pero es que además, tampoco coincido con Podemos Asturias en bloquear la reforma de la ley electoral en Asturias, que sólo sirve para apuntalar una injusta representación de la clase trabajadora a favor de las clases dominantes.
Además, Podemos en Asturias impulsa irresponsablemente una política desindustrializadora en Asturias sin alternativas para la clase trabajadora a través del cierre de la minería y de las centrales térmicas. Es necesario planificar un futuro para Asturias a través de acuerdos con las grandes industrias asturianas.
De forma sucinta, Podemos en Asturias plantea un modelo urbanita y hipster agrario, donde el CLAS es el principal damnificado de sus trastornos y por ende toda la población que vive del sector agrario en Asturias. También hace frente a la articulación de un Área Central Metropolitana para Asturias, que no es sólo necesario, sino urgente. Mención aparte es su obsesión al ataque al sector público asturiano, frente a la propuesta de articular más recursos, como los del impuesto de sucesiones, para su mejora.
Resumiendo, no hay condiciones de identidad programática mínima para un acuerdo electoral que le diga a la población que somos una unidad, porque no lo somos
Esto no quiere decir que no se puedan alcanzar acuerdos puntuales y concretos sobre diversos temas, como con otras fuerzas políticas. Causas comunes sí, casa común NO. La relación de identidad común en torno a un proyecto de futuro no existe, y mucho menos uno que incluya en su aritmética a Foro y a Ciudadanos.
Mi voto es firme: NO a una coalición con Podemos (no el imaginado, sino el realizado a través de sus políticas). Mi voto NO a una alianza estratégica con Podemos. Es un voto SÍ a un programa nítidamente de izquierdas para la mayoría social y trabajadora, es un voto SÍ a articularnos y mezclarnos con todos aquellos sectores de la sociedad que aspiran a un horizonte de la izquierda transformadora, y eso, hoy por hoy, NO es posible con Podemos Asturias.


miércoles, 17 de diciembre de 2014

Cuba y EE.UU inician un nuevo periodo en sus relaciones diplomáticas y económicas

Restablecidas las relaciones diplomáticas entre EE.UU y Cuba, a pesar de que "existen profundas diferencias entre el gobierno de EE.UU y el de la República de Cuba"

En alocución televisada al conjunto de la ciudadanía de Cuba el Presidente manifestó, como ha realizado en múltiples ocasiones, que Cuba muestra su plena "disposición a sostener con el gobierno de los Estados Unidos un diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana, para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo."

Señaló Raúl que, como resultado de un diálogo telefónico al más alto nivel con el Presidente Barack Obama, se ha podido avanzar en la solución de algunos temas de interés para ambas naciones, entre otros basados en razones humanitarias, fue devuelto a su país el ciudadano norteamericano Alan Gross. Sobre el "estricto apego a nuestro ordenamiento legal", han recibido beneficios penales los reclusos sobre las que el Gobierno de los Estados Unidos había mostrado interés, incluida la excarcelación de personas como es el caso del espía Gross. Acto seguido, el Presidente Raúl Castro informaba al conjunto del pueblo cubano que "hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas".

Asimismo manifestaba la alegría porque los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas, pero es necesario reconocer que existen profundas diferencias entre el gobierno de EE.UU y el de la República de Cuba, fundamentalmente en materia de soberanía nacional, democracia, derechos humanos y política exterior, por todo ello, señaló Castro: "reafirmo nuestra voluntad de dialogar sobre todos esos temas." Esto no quiere decir que la problemática principal se haya resuelto: El bloqueo económico, comercial y financiero que provoca enormes daños humanos y económicos al pueblo cubano debe cesar.
En este sentido, Raúl Castro declaró que:
"Proponemos al Gobierno de los Estados Unidos adoptar medidas mutuas para mejorar el clima bilateral y avanzar hacia la normalización de los vínculos entre nuestros países, basados en los principios del Derecho Internacional y la Carta de las Naciones Unidas."
y
"Exhorto al Gobierno de los Estados Unidos a remover los obstáculos que impiden o restringen los vínculos entre nuestros pueblos, las familias y los ciudadanos de ambos países, en particular los relativos a los viajes, el correo postal directo y las telecomunicaciones."

Los progresos alcanzados en los intercambios sostenidos demuestran que es posible encontrar solución a muchos problemas.

¡En casa Gerardo, Antonio y Ramón! 

La noticia de la liberación de los luchadores antiterroristas cubanos Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino que fue dada a conocer por el Presidente de la República de Cuba Raúl Castro en una alocución provocó la alegría de los cubanos de todas las edades.

Del diálogo entre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama se concretó la liberación de Alan Gross, por parte de Cuba y de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, los tres héroes antiterroristas cubanos aún rehenes por parte de EE.UU.


jueves, 22 de mayo de 2014

Suárez se va, y el PCE regresa: Sobre el sujeto de cambio político y las nuevas izquierdas

“Suárez se va, y el PCE regresa”, así señalaba en un artículo Enric Juliana - periodista de La Vanguardia - la gran movilización del 22 de marzo.

En estos días encuestas y medios de comunicación nos retrotraen a las campañas de la “pinza”, a las calificación de trasnochada política “comunista” de Izquierda Unida en el marco de la campaña de las elecciones europeas. La ofensiva de los medios de comunicación del sistema neoliberal no es nuevo. Por una parte se articula una ofensiva que ha sido reiterada a lo largo del SXX, rearticulada a partir de mediados de la primera década del XXI y que vive en estos momentos uno de sus puntos álgidos. Por otra parte se presentan en las pantallas nuevas izquierdas como si de un nuevo fenómeno se tratase. No tiene nada de novedoso y en nuestro país ha tenido, según periodos, varios protagonistas desde la caída del bloque socialista. El fundamento de tales “nuevas izquierdas” es la negación, en primera instancia, del papel como sujeto de cambio político y social - léase cambio revolucionario - de la clase obrera y de las formas de articulación de la misma en organizaciones obreras de carácter urbano. Según los novísimos representes de la izquierda dicho papel de cambio debe ser realizado por una “intelectualidad” y el estudiantado precariado. Se oponen a los “valores” de la sociedad neoliberal y se pronuncian contra la administración y la burocracia pero sin realizar distinción cualitativa entre el capitalismo y socialismo.

Bajo este marco de análisis el materialismo de raigambre marxista estaría no sólo anticuado, sino superado por una combinación de elementos de la filosofía clásica alemana (Feuerbach y la sociedad del amor) y de la sociología neoliberal que niega el análisis de clases como elemento no sólo de carácter social-productivo sino como elemento nuclear del conflicto en las sociedades políticas modernas. Su centro de operaciones, en el lado occidental del muro, ha sido encarnado y financiado por la Fundación Friedrich Ebert del SPD, bien hablando de “procesos autonómicos”, bien recordando viejas amistades como la de Willy Brandt. Las autodenominadas nuevas izquierdas hacen juego “objetivamente” bajo la suerte un estético radicalismo a la reacción y las fuerzas motoras del capital para articular las contramedidas a la influencia creciente de las organizaciones de carácter democrático y obrero. Lo dejaba claro días atrás el “Marqués del Pedroso de Lara”, máximo accionista del Sabadell, del grupo Planeta, Atresmedia (A3, la Sexta) y La Razón: “Lo que hago es decirle al jefe de informativos ´Quiero que hagas esto. ¿Estás de acuerdo?´ y a partir de aquí que lo haga él”.

Sin embargo la historia no transcurre por donde unos la esperan, al igual que la presa no surge donde el cazador la desea, decía Wenceslao Roces. El 22M ha venido a cristalizar una realidad largo tiempo anunciada. Nos encontramos con movilizaciones con un fuerte núcleo obrero, aunque aún incipiente. Una movilización que se sustentó en la articulación de todo un conjunto social surgido en los siete años de crisis. Pero sin duda, el elemento más interesante de estas movilizaciones es el de “sujeto político de cambio”. Al igual que tras la segunda guerra mundial el protagonista del cambio social era los centros fabriles de trabajo articulados en el marco sindical, tras la caída del bloque socialista (la crisis de la plataforma objetiva del moviendo obrero internacional) se abrió el melón de la identificación del nuevo sujeto político. Unos negaban la existencia del mismo y otros, en busca del grial, lo identificaban el los movimientos sociales heterogéneos - tanto por su mundividencia como por su orientación política - y, los más atrevidos, en la Universidad.

Vivimos una profunda transformación del sujeto político y social, frente a la homogeneización de la ciudad y el punto y final de aquello que se llamó “márketing de ciudades”, el barrio retoma la centralidad de la movilización y del conflicto, en una suerte de nuevo sindicalismo urbano donde convergen las luchas sociolaborales con las reivindicaciones territoriales y sectoriales (frente a las privatizaciones, deshaucios, etc…). Estos fenómenos sociales están sustituyendo a la tecnocracia universitaria que ocupó el vacio ideológico de una izquierda huérfana en el 91 y la eclosión de los todólogos en las tómbolas políticas del Marqués. Pero no está desplazando sólo a tahures universitarios, sino también a estratos medios (por usar la fórmula de Marx) por la importancia de nuevas capas asalariadas, mayoritarias en los barrios y periferias de las grandes ciudades de nuestro país. Se está produciendo la reunificación de lo que sectorialmente se a puesto en movimiento y que no es otra cosa que la articulación del obrero tradicional con los nuevos asalariados fruto de las profundas transformaciones productivas de los años noventa (el paso, aún no finalizado, de un modelo productivo mecanizado al automatizado). Hemos de recordar una cuestión fundamental, el sujeto de cambio político y social no lo es en tanto a su voluntad de “poder” o de “empoderamiento”, sino en relación al lugar que ocupa en las relaciones de producción. Y a eso hace referencia “Izquierda Unida”, no ya por las voluntades de unión de las distintas autodenominadas izquierdas - definidas o indefinidas - sino en la identificación y en la unión de esos dos sectores que suponen el vector de movilización y conflicto y la piedra angular para el proceso de transformación política, social y productiva.

Por qué será que las nuevas izquierdas siempre actúan como las viejas socialdemocracias.

jueves, 11 de julio de 2013

Juan Madrid: "Sólo hay dos formas de escribir : estás con el sistema o estás en contra"



por Fulgencio Sebastian 

Dentro de la serie de retratos y entrevistas que el pintor Félix de la Concha (León, 1962) viene realizando en el marco de la Semana Negra ayer le tocó el turno al aclamado novelista Juan Madrid. De la Concha se enfrentó a su prosa, no sin dificultades. Es difícil manejar a este hombre en una entrevista, sin que este trace su propio camino. Más cuando uno está distraído con los pinceles. Nos recordaba Juan Madrid lo que decía Machín "yo no puedo comprender cómo se pueden querer dos mujeres a la vez, y no estar loco". Por ello dejó la pintura en su adolescencia para volcar todas sus energías en escribir.

Comenzó la entrevista con la mención a la relación autor-lector entendiendo ésta como una «relación mágica» que Madrid denominó como «el canto de Sherezade». Habló de las motivaciones que le impulsan escribir intentando abordar lo que no se cuenta, a «tapar los agujeros de la realidad». Uno de los huecos que más le costó llenar fue el relativo a los ricos. «Nadie conoce a los ricos», afirmó Madrid. Un repaso por su vida: de chico de la calle,conocedor de los bajos fondos (cobrador de deudas dudosas, detective sin licencia), a escritor. De vivir inmerso en esa realidad a documentarse en ella. En el personaje de Toni Romano hace un repaso por esa transición española de la que nada se cuenta y de la que nada se sabe. De ahí a redactor en Cambio 16. En una entrevista a Emilio Botín, le saca de su engaño, no sabemos como son los ricos. "Desengañate chico, los ricos somos muy pocos".

De la Concha estableció un paralelismo entre el ansia por el dinero que tienen los ricos y el ansia de fama de escritores y pintores. «Es el peor ejemplo que has puesto en tu vida», le corrigió el escritor. Juan Madrid no estaba cansado y aguantó estoicamente, sin cambiar de pose, una pregunta tras otra. "Pero estaría mejor con una cerveza". Apurando la caña, repasa la actualidad. Surgieron los años de Madrid como periodista, profesión que le permitió conocer lo peor de la condición humana, desde España a Argentina. Y la injusticia continúa en la actualidad. Madrid comparó el nazismo con los discursos de los actuales dirigentes políticos. «Se está produciendo un holocausto», alertó. «Al final Hitler ganó la guerra. Se está haciendo una política que lleva a morirse de hambre a dos tercios de la humanidad. A eso yo lo llamo fascismo, desprecio absoluto por el ser humano». Estamos frente a un nuevo fascismo. En los discursos actuales de nuestros dirigentes hay ese mismo desprecio por la gente. "No se consideran fascistas porque no llevan el mismo uniforme pero son conscientes de que lo que hacen está llevando a la miseria a millones de personas. Si, millones. Todo ello compatible con ser buenos cristianos y alabar la caridad a los pobres."

¿Cabe la poesía en esta realidad? «Parece que sí», comentó el Madrid, quien abomina de la metáfora: «la poesía acompaña a los dictadores».

Finalmente, declaró que sólo hay dos formas de escribir : estás con el sistema o estás en contra. En estos momentos hay que ser más radical.

¿Como definir a Juan Madrid? Comprometido, directo, sin metáforas. De dialéctica cortante, que separa la esencial de lo accesorio.

[Publicado originalmente en Mundo Obrero]